Sin decrecimiento en el “Norte”, no habrá justicia climática en el “Sur”

El miércoles 3.9.14 se realizó el panel „Justicia Climática y Decrecimiento” con la participación de Tadzio Müller (RLS-Berlin), Nnimmo Bassey (FoE Nigeria), Lucia Ortíz (Brasil) y Lyda Fernández (TNI, Holanda).
Primero se trató de explicar el término Justicia Climática y su relación con el concepto del decrecimiento: la lucha por la justicia climática ha surgido en las comunidades afectadas por proyectos que destruyen su habitat como son la deforestación, los megaproyectos como represas o la minería, entre otras. Se trata de poblaciones marginadas, personas de bajos recursos, minorías urbanas o rurales cuyos derechos son pisoteados por empresas o los propios gobiernos. Luchan para defender sus vivendas, territorios y formas de vida. Resisten porque no ven otra salida y su lucha es local. Principalmente se trata de comunidades en el Sur de nuestra hemisfera.
Por el otro lado está el movimiento de decrecimiento el cual se desarrolló en el “Norte“, como respuesta a la amenaza del cambio climático y lo limitado de los recursos naturales de nuestra tierra. Surgió entre la academia crítica pero –como demuestra el congreso Degrowth 2014- se le están sumando cada vez más organizaciones e iniciativas de base.
Ambas luchas tienen una causa en común: derrotar la industria de los fósiles energéticos. Según el nigeriano Nnimmo Bassey “cada mina de carbon y cada campo de exploración del petróleo “es un sitio de crimen”, perfectamente conocidos los responsables de éste. Es importante el trabajo académico, pero “las luchas se hacen en el campo de batalla”, es decir a nivel local.
Las y los ponentes coincidían que sin decrecimiento en el “Norte”, no habrá justicia climática en el “Sur”. Agregó Nnimmo que no vamos a poder impedir el decrecimiento, pero sí podemos hacerlo de forma organizada y justa.

Por Angela Isphording